ANTOLOGÍA POÉTICA. LECTURA OBLIGATORIA DEL 2º TRIMESTRE

Esta es la selección de poemas que deberéis leer en esta evaluación. Todos ellos son representativos de los principales movimientos literarios de los siglos XX y XXI. Espero que sepáis apreciarlos y disfrutarlos.

Antología poética

Anuncios

LA POESÍA POSTERIOR A 1939. CLAUDIO RODRÍGUEZ

Este que vamos a abordar ahora, es un tema amplio, que incluye muchos movimientos, autores y obras, así que tendréis que poner mucho de vuestra parte.

Poesía posterior a 1939

Y aquí tenéis el tema en word para que lo podáis estudiar por vuestra cuenta.

T.5 POESÍA POSTERIOR A 1939

La figura y la poesía de Claudio Rodríguez  son imprescindibles en el devenir poético de nuestra literatura a partir de la posguerra. Conozcamos algo más de este autor zamorano:

 

Aunque el autor objeto de estudio en este tema es Claudio Rodríguez, vamos a completar el estudio del tema con la lectura de varios textos de la poesía posterior a 1939, entre ellos este poema “Hombre”, perteneciente a Ángel fieramente humano de Blas de Otero.

BLAS DE OTERO

Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte, 
al borde del abismo, estoy clamando 
a Dios. Y su silencio, retumbando, 
ahoga mi voz en el vacío inerte.

Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte 
despierto. Y, noche a noche, no sé cuándo 
oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando 
solo. Arañando sombras para verte.

Alzo la mano, y tú me la cercenas. 
Abro los ojos: me los sajas vivos. 
Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.

Esto es ser hombre: horror a manos llenas. 
Ser —y no ser— eternos, fugitivos. 
¡Ángel con grandes alas de cadenas!

 

El siguiente poema que vamos a trabajar es esta maravilla de Claudio Rodríguez perteneciente a su obra Alianza y condena. Escuchad bien el mensaje que os envía Claudio: “la más honda verdad es la alegría” y no lo olvidéis nunca.

LO QUE NO ES SUEÑO

Déjame que te hable en esta hora

de dolor, con alegres

palabras. Ya se sabe

que el escorpión, la sanguijuela, el piojo,

curan a veces. Pero tú oye, déjame

decirte que, a pesar

de tanta vida deplorable, sí,

a pesar y aun ahora

que estamos en derrota, nunca en doma,

el dolor es la nube,

la alegría, el espacio;

el dolor es el huésped,

la alegría, la casa.

Que el dolor es la miel,

símbolo de la muerte, y la alegría

es agria, seca, nueva,

lo único que tiene

verdadero sentido.

Déjame que, con vieja

sabiduría, diga:

a pesar, a pesar

de todos los pesares

y aunque sea muy dolorosa, y aunque

sea a veces inmunda, siempre, siempre

la más honda verdad es la alegría.

La que de un río turbio

hace aguas limpias,

la que hace que te diga

estas palabras tan indignas ahora,

la que nos llega como

llega la noche y llega la mañana,

como llega a la orilla

la ola:

irremediablemente.

 

Para finalizar el tema, vamos a ver dos vídeos breves sobre dos poetas fundamentales de nuestra literatura posterior a 1939. El primer vídeo es un tráiler de la película documental El desencanto, con el que el cineasta Jaime Chávarri intentó ahondar en la familia Panero. Al padre, Leopoldo Panero lo hemos leído al hablar de la poesía arraigada. Su hijo, Leopoldo María Panero lo estudiamos en la poesía de los años 50 y 60. La historia de esta familia astorgana es una historia de luces y sombras, pero ante todo, una historia de desencanto.

 

LA POESÍA EN EL NOVECENTISMO, LAS VANGUARDIAS Y LA GENERACIÓN DEL 27. JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.

Comenzaremos por escuchar la versión que Loquillo hizo del conocido poema de Lorca perteneciente a su Poeta en Nueva York.

 

Este es un tema muy amplio, en el que veremos tanto la poesía del novecentismo, dentro del cual se podría encuadrar al poeta objeto de estudio, Juan Ramón Jiménez, como la poesía de vanguardias y de la Generación del 27. Para empezar, veamos este breve documental de dicha Generación del 27  del profesor Antonio García Garmendia:

Con esta introducción, ya podemos abordar el tema.

Tema 4. La poesía del novecentismo, las vanguardias y la generación del 27.

Puesto que en la presentación ya hemos leído y trabajado algunos poemas, vamos a escuchar ahora otra versión musical, en este caso la que hizo el grupo Marea de uno de los romances de El Romancero Gitano, en concreto, de El Romance de la Guardia Civil. 

En su momento fue un romance muy controvertido porque se consideró un alegato contra la Guardia Civil, pero esto no es así, sino que la intención de Lorca era simbolizar la lucha de los poderes gubernamentales (representados en este caso por la Guardia Civil) contra los marginados sociales:

Continuemos ahora con el estudio de la poesía de Juan Ramón Jiménez. No obstante, antes de comenzar, veamos este reportaje sobre el autor que elaboró en 2008 Canal Sur:

Ahora sí, estudiemos su figura y su obra:

Juan Ramón Jiménez

Para completar el estudio de este poeta, leamos y analicemos uno de los poemas de su última etapa:

Soy animal de fondo

«En fondo de aire» (dije) «estoy»,
(dije) «soy animal de fondo de aire» (sobre tierra),
ahora sobre mar; pasado, como el aire, por un sol
que es carbón allá arriba, mi fuera, y me ilumina
con su carbón el ámbito segundo destinado.

Pero tú, dios, también estás en este fondo
y a esta luz ves, venida de otro astro;
tú estás y eres
lo grande y lo pequeño que yo soy,
en una proporción que es ésta mía,
infinita hacia un fondo
que es el pozo sagrado de mí mismo.

Y en este pozo estabas antes tú
con la flor, con la golondrina, el toro
y el agua; con la aurora
en un llegar carmín de vida renovada;
con el poniente, en un huir de oro de gloria.
En este pozo diario estabas tú conmigo,
conmigo niño, joven, mayor, y yo me ahogaba
sin saberte, me ahogaba sin pensar en ti.
Este pozo que era, sólo y nada más ni menos,
que el centro de la tierra y de su vida.

Y tú eras en el pozo májico el destino
de todos los destinos de la sensualidad hermosa
que sabe que el gozar en plenitud
de conciencia amadora,
es la virtud mayor que nos trasciende.

Lo eras para hacerme pensar que tú eras tú,
para hacerme sentir que yo era tú,
para hacerme gozar que tú eras yo,
para hacerme gritar que yo era yo
en el fondo de aire en donde estoy,
donde soy animal de fondo de aire,
con alas que no vuelan en el aire,
que vuelan en la luz de la conciencia
mayor que todo el sueño
de eternidades e infinitos
que están después, sin más que ahora yo, del aire.

Tomado de «Animal de fondo», en Dios deseado y deseante, 1949.

Ahora ya podéis comenzar a estudiar el tema por vuestra cuenta. Aquí os lo dejo

T.4 Novecentismo. Vanguardias. Generación del 27. Juan Ramón Jiménez

Espero que nos dé tiempo a visualizar este documental sobre las grandes olvidadas de la Generación del 27; “Las sinsombrero”

LA PALABRA: MORFOLOGÍA Y ESTRUCTURA

Para comenzar, revisaremos las categorías morfológicas. Aunque iremos haciendo ejercicios en clase, también sería bueno que practicaseis por vuestra cuenta con las dos páginas de ejercicios interactivos que tenéis al margen en la zona de BOGROLL. Al final deberemos tener un dominio completo de la morfología para abordar sin problemas la sintaxis. ¡Ánimo y a trabajar!.

Las categorías morfológicas

Pongamos en práctica los conocimientos adquiridos:

Ejercicios de morfología

Por último, para que podáis estudiar el tema más cómodamente, aquí os dejo la teoría para que os la podáis descargar o la podáis imprimir.

Teoría sobre las categorías morfológicas.

 ESTRUCTURA DE LA PALABRA

Nos corresponde ahora estudiar, en primer lugar, su estructura, esto es, su separación en lexemas y morfemas, tanto morfemas derivativos como morfemas flexivos o gramaticales. En segundo lugar, estudiaremos su clasificación conforme a dicha estructura.

Presentaremos primero el tema:

La estructura de la palabra

Os lo dejo también en word para que podáis descargarlo y trabajar sobre él:

Teoría. Formación de palabras.

Por último, vamos a poner en práctica estos conocimientos adquiridos con los siguientes ejercicios:

Ejercicios sobre estructura de la palabra.

ROSA MONTERO RECIBE EL PREMIO NACIONAL DE LAS LETRAS

Nuestra articulista favorita ha recibido hoy el Premio Nacional de las Letras.El premio otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte distingue toda la obra literaria de un autor español cuya creación forme parte del conjunto de la literatura española contemporánea en cualquiera de las lenguas españolas.

Rosa Montero, columnista del diario español El País, empezó en el periodismo a comienzos de los años setenta. La escritora ha publicado 14 libros, entre ellos Crónica del desamor, Te trataré como a una reina, El peso del corazón... Las relaciones sentimentales, los laberintos del amor, son algunos de sus temas más recurrentes. En los últimos años ha creado un personaje futurista, Bruna Husky, para abordar la naturaleza humana. Montero sabe que el tiempo lo toca todo, menos el corazón. Los temas que ha tratado en sus 14 novelas son la muerte, la memoria o la identidad.

Rosa Montero premio Nacional de las Letras 2017

TEATRO ESPAÑOL DE COMIENZOS DEL SIGLO XX. VALLE-INCLÁN Y LORCA

Antes de comenzar el tema, recordad que la introducción histórica que vimos para el primer tema nos es útil también en este. Además, pensad que parte de este tema ya lo hemos trabajado al comentar, previamente a la lectura, Luces de Bohemia.

Teatro de principios del XX

Os dejo también el tema en word para aquellos que queráis descargarlo.

Teoría teatro principios del XX.

¡¡¡¡Es el turno del gran Lorca!!!. Su teatro es apasionante, arrollador, visceral, magnífico…

¿Y si empezamos por saber algo de Lorca como dramaturgo?

¿Estamos ya preparados para leer un fragmento del segundo acto de La casa de Bernarda Alba?. Después de la lectura teatralizada lo comentaremos en clase:

Criada: (Entra.) Bernarda os llama. Está el hombre de los encajes. (Salen.)

(Al salir, Martirio mira fijamente a Adela.)

Adela: ¡No me mires más! Si quieres te daré mis ojos, que son frescos, y mis espaldas, para que te compongas la joroba que tienes, pero vuelve la cabeza cuando yo pase.

(Se va Martirio.)

La Poncia: ¡Adela, que es tu hermana, y además la que más te quiere!

Adela: Me sigue a todos lados. A veces se asoma a mi cuarto para ver si duermo. No me deja respirar. Y siempre: “¡Qué lástima de cara! ¡Qué lástima de cuerpo, que no va a ser para nadie!” ¡Y eso no! Mi cuerpo será de quien yo quiera!

La Poncia: (Con intención y en voz baja.) De Pepe el Romano, ¿no es eso?

Adela: (Sobrecogida.) ¿Qué dices?

La Poncia: ¡Lo que digo, Adela!

Adela: ¡Calla!

La Poncia: (Alto.) ¿Crees que no me he fijado?

Adela: ¡Baja la voz!

La Poncia: ¡Mata esos pensamientos!

Adela: ¿Qué sabes tú?

La Poncia: Las viejas vemos a través de las paredes. ¿Dónde vas de noche cuando te levantas?

Adela: ¡Ciega debías estar!

La Poncia: Con la cabeza y las manos llenas de ojos cuando se trata de lo que se trata. Por mucho que pienso no sé lo que te propones. ¿Por qué te pusiste casi desnuda con la luz encendida y la ventana abierta al pasar Pepe el segundo día que vino a hablar con tu hermana?

Adela: ¡Eso no es verdad!

La Poncia: ¡No seas como los niños chicos! Deja en paz a tu hermana y si Pepe el Romano te gusta te aguantas. (Adela llora.) Además, ¿quién dice que no te puedas casar con él? Tu hermana Angustias es una enferma. Ésa no resiste el primer parto. Es estrecha de cintura, vieja, y con mi conocimiento te digo que se morirá. Entonces Pepe hará lo que hacen todos los viudos de esta tierra: se casará con la más joven, la más hermosa, y ésa eres tú. Alimenta esa esperanza, olvídalo. Lo que quieras, pero no vayas contra la ley de Dios.

Adela: ¡Calla!

La Poncia: ¡No callo!

Adela: Métete en tus cosas, ¡oledora! ¡pérfida!

La Poncia: ¡Sombra tuya he de ser!

Adela: En vez de limpiar la casa y acostarte para rezar a tus muertos, buscas como una vieja marrana asuntos de hombres y mujeres para babosear en ellos.

La Poncia: ¡Velo! Para que las gentes no escupan al pasar por esta puerta.

Adela: ¡Qué cariño tan grande te ha entrado de pronto por mi hermana!

La Poncia: No os tengo ley a ninguna, pero quiero vivir en casa decente. ¡No quiero mancharme de vieja!

Adela: Es inútil tu consejo. Ya es tarde. No por encima de ti, que eres una criada, por encima de mi madre saltaría para apagarme este fuego que tengo levantado por piernas y boca. ¿ Qué puedes decir de mí? Que me encierro en mi cuarto y no abro la puerta? ¿Que no duermo? ¡Soy más lista que tú! Mira a ver si puedes agarrar la liebre con tus manos.

La Poncia: No me desafíes. ¡Adela, no me desafíes! Porque yo puedo dar voces, encender luces y hacer que toquen las campanas.

Adela: Trae cuatro mil bengalas amarillas y ponlas en las bardas del corral. Nadie podrá evitar que suceda lo que tiene que suceder.

La Poncia: ¡Tanto te gusta ese hombre!

Adela: ¡Tanto! Mirando sus ojos me parece que bebo su sangre lentamente.

La Poncia: Yo no te puedo oír.

Adela: ¡Pues me oirás! Te he tenido miedo. ¡Pero ya soy más fuerte que tú!

(Entra Angustias.)

Angustias: ¡Siempre discutiendo!

La Poncia: Claro, se empeña en que, con el calor que hace, vaya a traerle no sé qué cosa de la tienda.

Angustias: ¿Me compraste el bote de esencia?

La Poncia: El más caro. Y los polvos. En la mesa de tu cuarto los he puesto.

(Sale Angustias.)

Adela: ¡Y chitón!

La Poncia: ¡Lo veremos!

(Entran Martirio, Amelia y Magdalena)

Magdalena: (A Adela) ¿Has visto los encajes?

Amelia: Los de Angustias para sus sábanas de novia son preciosos.

Adela: (A Martirio, que trae unos encajes) ¿Y éstos?

Martirio: Son para mí. Para una camisa.

Adela: (Con sarcasmo.) ¡Se necesita buen humor!

Martirio: (Con intención) Para verlos yo. No necesito lucirme ante nadie.

La Poncia: Nadie la ve a una en camisa.

Martirio: (Con intención y mirando a Adela.) ¡A veces! Pero me encanta la ropa interior. Si fuera rica la tendría de holanda. Es uno de los pocos gustos que me quedan.

La Poncia: Estos encajes son preciosos para las gorras de niño, para mantehuelos de cristianar. Yo nunca pude usarlos en los míos. A ver si ahora Angustias los usa en los suyos. Como le dé por tener crías vais a estar cosiendo mañana y tarde.

Magdalena: Yo no pienso dar una puntada.

Amelia: Y mucho menos cuidar niños ajenos. Mira tú cómo están las vecinas del callejón, sacrificadas por cuatro monigotes.

La Poncia: Ésas están mejor que vosotras. ¡Siquiera allí se ríe y se oyen porrazos!

Martirio: Pues vete a servir con ellas.

La Poncia: No. ¡Ya me ha tocado en suerte este convento!

(Se oyen unos campanillos lejanos, como a través de varios muros.)

Magdalena: Son los hombres que vuelven al trabajo.

La Poncia: Hace un minuto dieron las tres.

Martirio: ¡Con este sol!

Adela: (Sentándose) ¡Ay, quién pudiera salir también a los campos!

Magdalena: (Sentándose) ¡Cada clase tiene que hacer lo suyo!

Martirio: (Sentándose) ¡Así es!

Amelia: (Sentándose) ¡Ay!

La Poncia: No hay alegría como la de los campos en esta época. Ayer de mañana llegaron los segadores. Cuarenta o cincuenta buenos mozos.

Magdalena: ¿De dónde son este año?

La Poncia: De muy lejos. Vinieron de los montes. ¡Alegres! ¡Como árboles quemados! ¡Dando voces y arrojando piedras! Anoche llegó al pueblo una mujer vestida de lentejuelas y que bailaba con un acordeón, y quince de ellos la contrataron para llevársela al olivar. Yo los vi de lejos. El que la contrataba era un muchacho de ojos verdes, apretado como una gavilla de trigo.

Amelia: ¿Es eso cierto?

Adela: ¡Pero es posible!

La Poncia: Hace años vino otra de éstas y yo misma di dinero a mi hijo mayor para que fuera. Los hombres necesitan estas cosas.

Adela: Se les perdona todo.

Amelia: Nacer mujer es el mayor castigo.

Magdalena: Y ni nuestros ojos siquiera nos pertenecen.

(Se oye un canto lejano que se va acercando.)

Para terminar el tema veamos el tráiler de como la obra fue llevada al cine:

Por último, si os parece acabaremos también con un poco de humor.

EL LÉXICO DEL ESPAÑOL

Nos adentramos ahora el estudio de la palabra, y lo primero que vamos a trabajar es la procedencia del léxico español. El origen de nuestras palabras es un tema interesantísimo que os va a sorprender más de lo que esperáis. Estudiaremos también los cambios semánticos producidos en algunos términos por el paso del tiempo.

El origen de las palabras

Una vez revisada la teoría, vamos a poner  en práctica nuestros conocimientos:

Ejercicios de orígenes del léxico

Ejercicios sobre cambios semánticos.

Ya únicamente os queda empezar a estudiar el tema. No dudéis en consultarme si os surge alguna duda.

Teoría. Formación del léxico español